terminal

En el principio, estaba root. Y root era todopoderoso. Y eso no era bueno. root fue capaz de controlar un mundo sin control. Y root necesitaba control. Fue solo un hechizo entre los simples mortales y root. Cualquiera con conocimiento del hechizo fue capaz de hablar a través de root.

Pero root no estaba solo. root tenía sirvientes llamados demonios. Algunos de ellos necesitaban poderes divinos para realizar su trabajo diario. Pero root era un ser indivisible. Así que los demonios tuvieron que trabajar con los poderes de root. Pero los demonios no eran perfectos como root: algunos de ellos comenzaron a realizar todo lo que los mortales les solicitaban, si ellos solo decían más de una cierta cantidad de oraciones a la vez.

Un día,  el mundo de root experimento un gran desastre, la negación del ser. El superior se convirtió en inferior, la izquierda en derecha, el monstruo de erem-ef (rm -f) aniquiló gran parte del mundo. Pero aún más extraño. root destruyó su propio mundo, y por el poder de root la destrucción fue completa.

Luego, hubo un destello. El mundo se reiniciaba, root tendría una segunda oportunidad para reinar su mundo. Pero esta vez, el mundo sería diferente.

Traducción de la Introducción al capítulo 11 del libro: Less known Solaris features (http://www.c0t0d0s0.org/pages/lksfbook.html)